ORIGENES DE LA CIVILIZACIÓN TEOTIHUACANA
piramide_luna_teotihuacan.jpg
Historia
Teotihuacan es el nombre que se da a la que fue una de las mayores ciudades de Mesoamérica durante la época prehispánica. El topónimo es de origen náhuatl y fue empleado por los mexicas, pero se desconoce el nombre que le daban sus habitantes. Los restos de la ciudad se encuentran al noreste del valle de México, en el municipio de Teotihuacan (estado de México), aproximadamente a 45 kilómetros de distancia del centro de la Ciudad de México. La zona de monumentos arqueológicos fue declarada Patrimonio de la Humanidad por Unesco en 1987.}
La fusión de los antiguos grupos de agricultores y artesanos del Valle de México que sobrevivieron a la erupción de Xitle, con los grupos emigrantes de olmecas del Golfo de México que fueron expulsados de su región por las invasiones mayas, hizo posible la aparición de la cultura clásica de Teotihuacán, la ciudad de los dioses. Este Centro Ceremonial de primordial importancia en Mesoamérica empezó a poblarse hacia el año 500 a.C., alcanzo tal grado que desarrollo que su influencia cultural se extendió en todas las direcciones posibles, al punto que se encuentran elementos suyos aun en Centroamérica. Se trata de un pueblo principalmente agricultor, que realizaba sus faenas con el sistema de roza o desmonte y construía terrazas de cultivo en las laderas de los cerros, así como canales de riego y chinampas o cultivos flotantes en las orillas de los lagos. La alimentación se complementabacon productos de la caza y la pesca, así como con la recolección de nopales y tunas. Historia del Derecho mexicano. Volumen1. Pérez (44,45)




Cultura

RELIGION:
Como todos los pueblos mesoamericanos tenían la religión politeísta, y sus principales dioses eran “TLALOC” dios de la lluvia y la fertilidad; “QUETZALCOATL” que fue el dios creador civilizador y sostenedor y se representaba con una serpiente emplumada; también veneraban a “HUEHUETEOTL” dios viejo y el señor del fuego, y estaba representado por un anciano.


ARQUITECTURA:
En la arquitectura Las grandes pirámides del Sol y la Luna, el templo del Quetzalpapalotl y la Ciudadela son los elementos más característicos. Lo imponente de su arquitectura, la gravedad de sus formas y lo delicado de sus artesanías harían de Teotihuacán la ciudad sagrada por excelencia.
Los materiales básicos de construcción eran de origen local. Se trituraban las rocas volcánicas de los afloramientos del valle.


ARTE:
El arte mural ejemplifica muy bien la concepción sagrada de la ciudad. Las escenas están presididas por figuras de dioses o por sacerdotes ataviados con sus atributos,


La cerámica fue uno de los elementos más característicos de la cultura teotihuacana. Una vez cubiertas por una fina capa de estuco se pintaban sobre ellas temas geométricos y escenas naturalistas que incluían dioses, sacerdotes, jeroglíficos, animales y plantas.

En cuanto a la escultura en términos generales podríamos decir que se limita a reforzar el mensaje ideológico de las elites. Una de sus esculturas más importantes era la diosa del agua (Chalchiuhtlicue).

DEPORTE:
Como deporte practicaban el juego de pelota o tlachtli que se jugaba entre 2 equipos de 7 jugadores cada uno y ganaba el equipo que consiguiera pasar la pelota por el anillo.


La decadencia y término de Teotihuacan fue entre los años 700 y 750 de nuestra era.

teoti.jpg
Política

En Teotihuacán, la forma de gobierno desde su creación fue la teocracia. La ciudad estaba dirigida por los sacerdotes, que estaban apoyados por el ejército. Este ejército era la razón por la que numerosas ciudades aceptaron aliarse con los teotihuacanos.
Con respecto a la religión, decir que existieron varios periodos, aunque los cultos mas importantes fueron los de Quetzalcoalt, representado por el planeta Venus y el de Tlaloc, dios/diosa (no se sabe con seguridad su condición) de la lluvia y de la agricultura, y gobernador del paraíso teotihuacano, el Tlalocán. Otras deidades son Xiutecutli("el viejo con el brasero en la cabeza"), dios del fuego; Xipe, dios de la primavera y de los ciclos de las plantas.




Comunicación
Aún no hay registros.
Idioma
La historia antigua de Teotihuacán es un misterio. Poco se conoce acerca de sus antiguos constructores, creencias religiosas, o el idioma. Pero se cree que el nahuatl era su idioma original. de hecho el termino Teotihuacan significa "lugar donde los dioses han nacido" en idiolma náhuatl, esto refleja la creencia azteca de que los dioses crearon todo universo en ese sitio. La base principal del conocimiento antropológico y especulacativo acerca de la cultura teotihuacana se basa en la ciudad del mismo nombre Teotihuacán. La cultura Teotihuacána es una de las culturas más misteriosas de México. Debido a que desaparecieron antes de la llegada de los españoles a Mexico, no hay documentación de los españoles acerca de su cultura. Incluso los aztecas en la cercana ciudad de Tenochtitlan sabían muy poco acerca de ellos, porque su cultura llegó mucho más tarde de la desaparición del pueblo de Teotihuacán.
Historia Universal
Revista_Opcion_0_tesoros_teotihuacan.jpg
Leyes

La falta de ciertos productos y materias primas se cubría por medio del comercio local y foráneo.

Así, se considera que las puntas de flecha de obsidiana que se han encontrado sirvieron sobre todo para la caza, al igual que las esferitas de barro disparadas con cerbatana.

La actividad militar fue entre los teotihuacanos muy pobre, incluso se ha dicho que la suya era una ciudad abierta, algunos arqueólogos hacen ver que debe tomarse en cuenta que poseía una serie de defensas naturales, insignificantes para un ejército moderno, pero que en aquel tiempo podían obstaculizarse un ataque. Sin embargo, algunos expertos como Ignacio Bernal no están convencidos del pacifismo teotihuacano.

En Teotihuacan hubo un gobierno teocrático. La clase sacerdotal controlaba todos los aspectos de la vida humana: prácticas religiosas y ceremoniales, funciones políticas y administrativas, actividades comerciales y manufactureras. Todo lo regulaban y todo lo ordenaban los sacerdotes porque representaban a los dioses, y esta representación les aseguraba la fuerza política de que disponían ampliamente como reyes-sacerdotes. Debieron de haber ejercido una considerable autoridad sobre sus gobernados, pues en caso contrario no podría explicarse la construcción de sus templos y pirámides impresionantes que requerían un verdadero ejército de obreros que trabajaran muchos años. Sin embargo, por sus principios religiosos es casi seguro que el pueblo no consideraba tiránica esta imposición, ya que los edificios se destinaban al culto de los dioses, lo que es en última instancia redundaba en beneficio de sus actividades cotidianas.

Es muy poco lo que conocemos acerca de las actividades normales de un sacerdote en ese tiempo y se debe principalmente a las representaciones pictóricas en murales y vasijas. Por ello sabemos que solían usar disfraces de animales, con frecuencia jaguares, y se adornaban con grandes tocados de pluma, además de que llevaban pequeños utensilios para el copal, el tabaco y diversas semillas aromáticas que vertían en el suelo mientras entonaban himnos ceremoniales.

En Teotihuacan se formaron dos clases sociales: la de los sacerdotes gobernantes y la del pueblo producto de todas las riquezas de que podían disponer los primeros.

La ciudad de Teotihuacan resulta impresionante por su extensión y calidad: en su mejor época alcanzo la extensión de unos 20 kilómetros cuadrados, con cerca de 200 000 habitantes. Podemos afirmar que en su tiempo Teotihuacan fue una de las ciudades más pobladas del mundo. Ingancio Bernal manifiesta que la cultura teotihuacana no solo se limito al área de la ciudad propiamente dicha, sino que sus habitantes salieron de ella y se impusieron culturalmente a otros pueblos. Esta transculturación explica la presencia de varios elementos sociológicos, económicos y jurídicos que, creados por los teotihuacanos, se repitieron en varias civilizaciones posteriores como es el caso del Calpulli.

Hacia el año 850 a.C. se inicio la decadencia de Teotihuacan, que al fin pareció victima de conflictos internos entre dos grupos políticos que se disputan el poder, los militares y los sacerdotes, y también por las invasiones barbaras o chichimecas, entre las que destacaron las de los otomíes, quienes terminaron estableciéndose en la región y se mezclaron con la población campesina original. Las clases dirigentes emigraron hacia el Oriente, el Occidente y el Sur llevando consigo los principios culturales de su pueblo, que fueron luego adoptados por otras culturas tan distantes geográficamente como las centroamericanas.
Historia del Derecho mexicano. Volumen1. Pérez (44,45)